ESTO PUEDE SALVAR TU VIDA: diferencias entre ataque al corazón, derrame cerebral y parada cardíaca

Aunque sea algo infrecuente, puede llegar un momento en tu vida en el que puedas experimentar un evento en el cual esté en peligro una vida humana. Mientras más sepas sobre lo que sucede en tu cuerpo, mayores las probabilidades de poder salvarte a ti mismo o salvar a otra persona antes de que te pueda atender un médico. En este artículo se definen las tres principales formas de ataques peligrosos que una persona puede sufrir y que afectan al corazón o al cerebro y pueden provocar una muerte repentina.

Cada año mueren millones de personas por enfermedades derivadas del corazón, infartos y derrames cerebrales. Con un poco de conocimiento, podrías incrementar las posibilidades de supervivencia.

ataques al corazón

Definiciones:

Ataque al corazón: un ataque al corazón es una repentina trombosis coronaria, debido a la formación de un coágulo en los vasos sanguíneos del corazón que restringen el flujo de sangre, y que al final como resultado se forman daños parciales y a veces irreparables en el corazón.

Derrame cerebral: un derrame cerebral sucede cuando el flujo sanguíneo a una parte de tu cerebro se interrumpe, o disminuye significativamente, lo cual impide que los tejidos de nuestro cerebro reciban el oxígeno y los nutrientes esenciales necesarios. En pocos minutos, las células de nuestro cerebro empiezan a morir.

Parada cardiaca: una parada cardiaca es una parada repentina de la función de nuestro corazón. Contrario a los ataques al corazón, las paradas cardiacas afectan a nuestro corazón completamente.

Qué hacer en caso de un ataque cardíaco

Si usted cree que está teniendo un ataque cardiaco:

  • Procure que la persona permanezca sentada, descansa y trata de mantener la calma.
  • Si hay alguna prenda de vestir más apretado de la cuenta, intentar aflojarla.
  • Si la persona está ya inconsciente y no reacciona ante nada, llame cuanto antes a una ambulancia para que reciba tratamiento médico de urgencias.