Mi Vecina tiene 57 años, Ella utiliza este Remedio y los pies lucen como los de una muchacha joven!

Le presentamos la receta de esta mezcla de 2 ingredientes para acabar de manera natural con los callos, ampollas, talones agrietados y eliminará la piel gruesa y áspera de los pies en tan sólo 10 días, resultados sorprendentes!!!.
En tan solo 10 días será consciente del cambio que experimentarán sus pies, ya que se verán 20 años rejuvenecidos .Basta con leer el artículo de abajo y aprender cómo hacer y usar este remedio casero increíble para los talones agrietados.

El engrosamiento de los pies por lo general es provocado por el exceso de células muertas de la piel, que a menudo conduce a la mala circulación de la sangre y su poca elasticidad.

El aceite de oliva o de coco son muy eficaces y beneficiosos en la la nutrición de la piel de los pies. Debe añadir un poco de aceite sobre los talones y masajear con movimientos circulares y dejar reposar durante un tiempo.

Receta de 2 ingredientes para los talones agrietados.

Ingredientes:

10 tabletas de aspirina
70% de concentración de alcohol medicinal

Como elaborar este Remedio:

Triturar las 10 tabletas de aspirina, mezclar el polvo con el alcohol y se deja durante 1-2 días.

Cómo usarlo:

Asegúrese de agitar esta mezcla cada noche y mojar un trozo de gasa doblada en ella. Ponga la gasa empapada en esta mezcla sobre el talón (callos, pie), envuelva el pie con una bolsa de nylon y póngase sus calcetines. Déjelo actuar toda la noche. Por la mañana, cuando se levante, enjuague sus pies con agua templada, limpie, y aplique un poco de crema para la piel nutritiva o glicerina.

Los talones se lavarán y no quedarán rastros de piel áspera o depósitos duros. Además debe saber que usted puede limpiar sus talones con un cepillo o una piedra, y luego aplicar la crema.

Mezcla para la eliminación de piel gruesa y áspera de los pies

Mezcle 5-6 aspirinas trituradas y un poco de jugo de limón, hasta conseguir una pasta espesa. Unte la pasta en sus pies, lo envuelve con el nilón, y póngase una toalla caliente sobre ella o sobre los calcetines. Espere 10 minutos, retírelo todo y enjuague los pies con una esponja o una piedra pómez – para acabar con las células muertas de la piel.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *