Ella puso sal en su champú antes de bañarse. Unos minutos después, ella no podía sentirse más complacida

0
57

La sal de Epsom es bien conocida por sus beneficiosas propiedades. Muchos la usan para remojar los pies, pero existen muchas otras maneras de usarla.

Prueba algunas de estas tú mismo:

1. Cuidado del cabello

Si tu cabello se pone grasoso con rapidez, tal vez quieras probar este truco: Añade un puñado de sal de Epsom a tu champú regular. Lava y acondiciona tu cabello como lo haces normalmente y nota el descenso de la grasa en tu cabello. Alternativamente, puedes probar un tratamiento de sal más avanzado para mejorar el volumen de tu cabello. Mezcla sal de Epsom con tu acondicionador, calienta la mezcla sobre la estufa y luego masajea desde la raíz hasta las puntas con la mezcla. Déjala actuar por 20 minutos antes de enjuagarla. El tratamiento funciona para prevenir las puntas quebradizas y debería mejorar el volumen de tu cabello.

2. Cuidado Facial

Mezcla sal de Epsom junto con jabón líquido o crema limpiadora facial. Frota suavemente la mezcla en tu piel y enjuaga con agua tibia. Esto debería ayudar a mantener los niveles de humedad en tu piel y remover células viejas muertas.

3. Cuidado de los pies

Si estás sobre tus pies a diario, tus pies pueden rápidamente a mostrar y sentir el dolor. La sal de Epsom mezclada con aceite de oliva puede ser un excelente tratamiento para combatir la resequedad. Frota la mezcla en tus pies una o dos veces por semana y la piel seca y quebradiza debería mejorar rápidamente. Puedes agregar aceite de esencias de tu elección para un excelente aroma

4. Aliviar moretones

Los moretones pueden ser poco atractivos. Incluso si ya se curaron hace tiempo, ellos usualmente pueden seguir siendo visibles. Prueba mezclando 2 cucharadas de sal de Epsom con agua y esparce la mezcla cuidadosamente en tu piel.

5. Dolores de cabeza

Si sufres de dolores de cabeza por el calor del verano o después de un día largo en la oficina, trata de tomar un baño con un poco de sal de Epsom. La sal en el agua te ayudará a relajar los músculos y liberar toda tensión, lo cual usualmente ayuda con los dolores de cabeza.

6. Como limpiador de baño

Mezcla sal de Epsom y jabón líquido en partes iguales y úsalo para limpiar las superficies y baldosas.

7. Deshacerte de astillas

Si te has clavado una molesta astilla, frota un poco de sal de Epsom en la herida para suavizar la piel y llevar a la astilla más cerca de la superficie. Dile adiós a esas pinzas.

8. Para dormir

A veces es difícil quedarse dormido después de un día estresante. La sal de Epsom podría ser la respuesta aquí también. Sumérgete en un baño en la tarde y añade de 3 a 4 cucharadas de sal de Epsom. Disfruta los efectos relajantes y siente la liberación de tus músculos. Esto debería funcionar como un elixir para dormir.

9. Para la mañana siguiente

¿Las actividades de la noche se alargaron más de lo planeado? ¿Te duele la cabeza en esta mañana? Trata esto para curar esa resaca: disuelve una cucharadita de sal de Epsom en un vaso de agua. Bebe la mezcla para llevar tus niveles de agua y minerales a la normalidad. Asegúrate de mantenerte hidratado con agua durante el día y tu resaca debería desaparecer con facilidad.

10. Limpia tu lavavajillas

Añade un poco de sal de Epsom a tu lavavajillas. Corre un ciclo normal y las manchas deberán ser cosa del pasado

Wow, no sabía que esta sal pudiera hacer tanto. Estos son consejos para recordar esta sal maravillosa y ¡comenzar a cosechar de inmediato todos los beneficios para la salud!

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY