Reduce de forma natural tu riesgo de cáncer de pecho en un 66%

0
7

La única forma verdadera de prevenir el cáncer de pecho es prestando especial atención a tu dieta, productos químicos alrededor tuyo, reducir el estrés, y el ejercicio físico.

Cuando hablamos de dieta y evitar el cáncer de pecho, el mejor nutriente que podrías darle a tu cuerpo es el yodo. Mientras que el yodo está mayormente asociado con la glándula tiroides, las mujeres almacenen más yodo en sus pechos que en la tiroides. Esto hace que el yodo sea crucial para la salud de los senos de una mujer.

prevenir cáncer de mama

El yodo es una forma natural de proteger a los bebés, ya que es crucial para el desarrollo cerebral de los bebés. Así que el almacenamiento del yodo en los pechos, asegura que los bebés reciben una buena cantidad de yodo. Pero una deficiencia de yodo no es sólo malo para los bebés, las mujeres con deficiencia de yodo son más sensibles a desarrollar un cáncer de mama.

El cáncer de mama y los niveles bajos de yodo

Cuando nuestros cuerpos están experimentando niveles bajos de yodo, los ovarios empiezan a producir más estrógenos. Los niveles más altos de estrógeno conducen a un mayor riesgo de cánceres como el de mama. El yodo bajo también aumenta la sensibilidad a los estrógenos en los senos, haciéndolos más susceptibles al cáncer de mama.

En Japón tienen los niveles más bajos cáncer de senos

En Japón las tasas de cáncer de mama son un 66% menores que las de América, y el yodo es la diferencia. En Japón las mujeres reciben cantidades mayores de yodo.

Esta diferencia se atribuye a que la dieta occidental es deficiente en yodo. En las últimas décadas, las mujeres han comenzado a huir del consumo de sal, rica en yodo, y provocando que experimenten una falta de yodo en su dieta.

Las fuentes naturales de yodo

Si tienes deficiencia de yodo, puedes aumentar tus niveles y prevenir y curar cualquier problema de salud derivado con esta carencia. Hay muchas fuentes naturales de yodo que podemos añadir a nuestra dieta, como por ejemplo, los mariscos, salmón, langosta, atún, camarones, arándanos, patatas sin pelar, frijoles blancos y los huevos.

Pero la mejor fuente de yodo con diferencia son las algas. En la dieta japonesa podemos encontrar algas con frecuencia, es por eso que en Japón también tienen niveles más altos de yodo. Puedes encontrar algas secas en la mayoría de supermercados asiáticos.

Las algas tienen 10 veces más yodo que cualquier otro alimento y según un estudio japonés, se ha demostrado que el yodo es más eficaz para prevenir el cáncer de mama que cualquier otra cosa.

Así que si quieres prevenirte contra el cáncer de mama, no olvides añadir más yodo a tu dieta.

NO COMMENTS