Si quieres estar más sano, aplica cebolla en tus pies antes de dormir.

¿Quiere purificar el cuerpo y la sangre, mejorar la circulación, o actuar de forma preventiva contra la gripe y mejorar su salud en general?

Si la respuesta es sí, entonces te sugerimos que utilices capas de cebolla en los pies. Estos recubrimientos fueron utilizados por nuestros antepasados cuando no había medicamentos o cualquier tipo de medios curativos.

cebollas en los pies

Usted probablemente está familiarizado con el dicho de que todo “viene” de los pies. Este truco casero muy popular te permitirá mejorar tu salud a través de tus pies. Para realizar este truco, tan sólo necesitarás una cebolla, papel transparente y calcetines.

Si quieres purificar tu cuerpo, mejorar la circulación y actuar como antibacteriano natural, no necesitas tomar medicamentos, tan sólo tienes que cortar cebollas en círculos finos y esperar varios minutos hasta que el jugo aparezca. Después tienes que colocar la cebolla y los pies, envolverlo con papel transparente y ponerte unos calcetines gruesos. El papel transparente servirá para mantener la cebolla firmemente unida a los pies y evitar que el olor fuerte de la cebolla se propague por toda tu casa.

Este método debe aplicarse por la noche antes de dormir. Los ingredientes claves de la cebolla, penetrarán por la piel al torrente sanguíneo y purificarán tu sangre. Actúa como antibacteriano, mejora la circulación de la sangre y eliminará las impurezas de tu cuerpo.

Se recomienda el uso de cebolla orgánica y que sea picante, mientras más picante mejor, porque ahí se esconde el secreto de las capacidades curativas de la cebolla. Por la mañana, al levantarte, retira la cebolla y lava tus pies con agua fría. La sangre circulará rápidamente y alcanzará incluso los vasos sanguíneos más pequeños. Esto es especialmente útil para aquellas personas que tengan problemas de circulación y diabetes.

Este método es recomendado para todas aquellas personas que tengan problemas de salud o pero también puede ser utilizado por personas que estén sanas. Prueba este método cuando estés resfriado, tengas gripe o dolor de garganta. Sentirás una mejoría significativa al día siguiente.