Solo un simple ingrediente y ¡las cicatrices profundas desaparecerán mágicamente!

La cebolla es un vegetal con un sabor específico, debido a su sabor este vegetal es mayormente evitado. Debido al hecho que la cebolla es rica en potasio, calcio, magnesio, fósforo y vitamina C, este vegetal juega un rol importante en la industria de la belleza y es también usado para propósitos médicos.

En este artículo leerás como tratar cicatrices y mejorar la salud de tu piel con una cebolla. El extracto de la cebolla es altamente efectivo para queloides y cicatrices hipertróficas, las cuales son fáciles de notar debido a su textura en la piel. Los resultados de este tratamiento son vistos después de 6 u 8 semanas.

Para este tratamiento simple necesitarás:

  • Una tabla para cortar y cuchillo
  • Jabón para platos
  • Agua
  • Hielo
  • Termómetro
  • Filtros de café
  • Agua destilada
  • Sal
  • Y dos contenedores medianos

Instrucciones:

Mezcla 3gr de sal con 10 gr  de jabón. Corta la cebolla en piezas pequeñas y colócala en uno de los contenedores con la mezcla de sal y jabón y mezcla bien. Colócala en un baño de agua por 15 minutos y batir bien, reposar por 5 segundos. Usa el filtro de café para colar la mezcla en el segundo contenedor. La mezcla hará espuma mientras el extracto de cebolla cae en el contenedor.

Cuando termines aplica este extracto en tu piel o en la zona afectada una o dos veces al día, bien sea aplicándola directo o mezclándola con un humectante.

Nota importante:

Si usas este extracto por primera vez, usa cantidades pequeñas en el área afectada solo para asegurar que no hay reacción alérgica en la piel. Si hay enrojecimiento o irritación en la piel, detén el tratamiento.

Para mejores resultados, mantén el área afectada hidratada. Por esta razón usa un buen humectante o puedes usar un aceite humectante como aceite de oliva o de coco.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *